miércoles, noviembre 30, 2005

Importancia de la Educación en la primera Infancia

El conocimiento actual da cuenta de lo importante que es la estimulación temprana de los niños. Las conversaciones y estimulos visuales, auditivos y de toda índole que el niño tenga en sus primeros dos años de vida serán decisivos para sus posibilidades posteriores. De ahí que es tan importante que como país nos preocupemos de nuestros infantes. Es la manera de acortar la brecha existente hoy entre los niños que nacen en ambientes estimulantes con aquellos que no tienen oportunidades por el sólo hecho de nacer entre personas con poca educación. Les comparto una noticia que leí hoy en El Mercurio y que nos muestra la iniciativa de la Junji y Gestar Valor para incentivar la acreditación de este nivel educativo en Chile, a traves de una Certificación de Calidad de los Jardines Infentiles y Salas Cuna.
Parvularios tendrán sello de calidad
Ya está listo el sistema nacional que acreditará la excelencia del servicio que dan jardines infantiles y salas cuna.

Dos años de intenso trabajo. La opinión de 120 expertos en educación preescolar. Dos planes piloto en 32 jardines infantiles. 71 estándares de calidad. El resultado: una propuesta de sistema nacional de acreditación de salas cuna y jardines infantiles, que promete poner a esta enseñanza en el sitio de privilegio que se merece.
Se trata de un proyecto, que será entregado hoy al ministro de Educación Sergio Bitar, que propone a los establecimientos de educación preescolar, privados y públicos, entrar voluntariamente a un proceso continuo de acreditación y mejoramiento de la calidad del servicio que ofrecen.
Su génesis está en la unión de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) y Gestar Valor, que incentivó a un grupo de empresas privadas -entre las que se cuenta "El Mercurio"- a financiar y colaborar en la elaboración de los estándares y del sistema para acreditar calidad.
Compromiso paterno
"Lo más destacable es que esta iniciativa fue bien visionaria en adelantarse a abordar una temática que ahora está en los programas de todos los candidatos presidenciales", dice Claudia Bobadilla, una de las gestoras de la idea y actual gerenta de la Fundación País Digital.
Uno de los aspectos novedosos de este sistema de acreditación es que ofrece a los jardines y salas cuna la entrega de un sello de calidad, que garantizará a los padres que ese establecimiento cumple con una serie de estándares de servicio.
"Habrá 4 sellos de calidad: básico, medio, avanzado y de excelencia, y la posibilidad de mejorar continuamente el servicio que se ofrece", destaca Adriana Muñoz, quien impulsó la idea mientras fue directora de Junji y que ahora tiene la misión de diseñar la institucionalidad que administrará el sistema.
Para lograr alguno de estos sellos, los establecimientos tendrán que inscribirse y entrar en el proceso de acreditación. Si son aceptados, la directora y una educadora entrarán en un proceso de capacitación especializada para conocer el sistema, así como los manuales y guías que les permitirán pasar al tercer paso: hacer una autoevaluación.
En este punto, Adriana Muñoz destaca otro aspecto: "Para revisar cómo lo están haciendo, deberán formar un comité de calidad que debe estar integrado por las educadoras, las asistentes y también por los padres".
La tarea de este comité será revisar -basado en las guías de apoyo- si el jardín está cumpliendo con los 71 elementos de gestión (o estándares de calidad) los cuales aseguran que se está entregando un buen servicio. Y una vez lista la autoevaluación, un validador externo será el encargado de asegurarse que el informe del establecimiento sea realista. "Este organismo independiente le asignará un puntaje al jardín que le permitirá obtener un sello".
Esa misma evaluación le permitirá al establecimiento determinar en qué áreas no está bien, y elaborar planes de mejoramiento, para así poder optar a sellos de calidad superiores.
Otra de las novedades del sistema es que irá varios pasos más allá del empadronamiento que actualmente tiene la Junji, porque no se detendrá sólo a asegurar la calidad de la infraestructura. "También medirá la eficiencia de la gestión de los procesos educativos, la protección y el cuidado de los niños, el liderazgo dentro del jardín, cómo se asegura la participación y el compromiso de las familias, y la administración de recursos humanos y financieros".
Justamente, para eso están los estándares de calidad, que plantearán desafíos y preguntas concretos a los comités de calidad: "¿Cómo el personal docente establece relaciones afectuosas, respetuosas y de apoyo con los niños y niñas y sin discriminación?", o "¿cómo el personal docente promueve, en los niños y niñas, la libre expresión de sentimientos, emociones, y la resolución pacífica de conflictos?".
Para Pablo Mecklenburg, actual vicepresidente ejecutivo de Junji, si Chile quiere ser consecuente con la relevancia que tiene la educación parvularia, necesita avanzar hacia un sistema que certifique su calidad. "Actualmente, nada certifica a los padres que el jardín donde matriculan a sus hijos cumple con estándares mínimos. Con este sistema sí habrá una garantía. Y si ahora le recomendamos hacerlo en uno que esté empadronado, más adelante la sugerencia será preferir a los que tienen un sello de certificación de su calidad".
Los pasos que vienen
Con la propuesta del sistema de acreditación lista, ahora queda por desarrollar la institucionalidad que va a administrarlo.
"Antes del 11 de marzo tendremos que diseñar una propuesta con alternativas para que las nuevas autoridades que lleguen elijan la que consideran más adecuada", precisa Adriana Muñoz. Eso supone determinar qué autoridad regulará el sistema y los requisitos de los validadores externos. Además, también para ese mes está proyectado el inicio de una marcha blanca, en la que 100 jardines de Junji entrarán en el sistema y su proceso de mejoramiento continuo.
COBERTURA
35,1% de los niños y niñas menores de 6 años asiste actualmente a educación preescolar.
130 MIL mujeres se incorporarían al mercado laboral si existiera más cobertura de cuidado infantil.

3 Comments:

Blogger Irene Pérez said...

Un gusto leer su blog "profe", soy Irene Pérez, Educadora de Párvulos de JUNJI Arica, tuve la oportunidad de conocerla como académica en un post grado de magister en la UTA y ahora de compartir sus conversaciones sobre Educación Parvularia. Me parece increible después de casi 30 años haciendo Educación, ver como la siembra da frutos, me refiero a que se reconozca la importancia de los primeros años de vida del ser humano y lo necesario que se hace invertir en esta edad para visualizar las reales posibilidades de mejorar los resultados en la formación de personas. Por eso siento que parte de mi tarea está cumplida, ahora es tiempo de servir a la formación del recambio de Técnicos y Profesionales de la Educación inicial,con la ayuda de Dios y de mi familia creo que lo lograré. Reciba un abrazo fraternal.

6:28 p. m.  
Blogger Lila said...

hola soy estudiante de educación parvularia de la universidad metropolitana de ciencias de la educacion (ex pedagogico), su blog me ha sido de mucha ayuda.
encuentro que en Chile no hay personas que estan tan comprometidas con la educacion y menos a temprana edad, nos tratan como las profesoras que juegan con los niños y niñas pero realmente si jugamos es porque de cierta manera los estamos estimulando, nuestra labor es acabar con el retardo mental sociocultural que esta presente en nuestra sociedad.

10:26 p. m.  
Blogger Salime said...

Hola! Soy madre primeriza y mi pequeño recién tiene 3 meses. Sin embargo, con mi marido estuvimos hablando la posibilidad de que el pequeño se "salte" la etapa del jardín infantil ya que yo no trabajo fuera de casa y estoy todo el día con él. Quería saber tu opinión sobre el tema. ¿Es realmente imprescindible que los pequeños pasen por el jardín infantil si están adecuadamente estimulados en sus hogares? Muchas gracias por tu tiempo y felicitaciones por el blog.

3:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home